El último adiós de una joven pareja

9 agosto, 2018 0

BIRMINGHAM. Blake Ward, un joven de 16 años murió ayer en Birmingham, Inglaterra luego de que apagaran la máquina que lo mantenía con vida. La historia consternó a la nación británica y a miles a través de las redes, luego de que la novia del chico, Stephanie Ray, publicara una foto en la red social de Facebook abrazándolo en la camilla del hospital en sus momentos finales.

Ray dijo en la publicación que era “el día más difícil de su vida que nunca podría olvidar”, luego de que los médicos informaran a los familiares que Blake Ward habría sufrido unos daños cerebrales irreversibles de los que no podría recuperarse, y que habían tomado la decisión de “dejarlo ir”.

El joven Ward había estado nadando en la playa Tywyn North, en Gales para refrescarse junto a otros dos jóvenes de 16 y 17 años respectivamente, quienes también tuvieron que ser rescatados por el Royal National Lifeboat Institution (una organización de caridad que salva vidas en las costas de Gran Bretaña). Según informaron los voluntarios que rescataron a los chicos, los tres estaban en apuros cuando fueron sacados del mar. La falta de oxígeno hacia el cerebro pudo haberle ocasionado los daños graves que al final le han costado la vida a Blake.

Stephanie continuó en su mensaje diciendo que el joven no sufrió en sus momentos finales, que estaba con toda su familia a su alrededor y que siempre tendrá un lugar especial en su corazón y será extrañado. “Vuela alto mi niño y te haré sentir orgulloso, te amo y siempre lo haré”, concluye.

Autor

Redacción
Redacción

Periodismo Objetivo. info@lascalientesdelsur.net

Sin Comentarios

    Sea el primero en Comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LASCALIENTESDELSUR.NET informa a sus lectores que este periódico digital publica los comentarios que hacen los mismos tal como son escritos, no los sometemos a censura previa ni corrección alguna, no permitimos palabras obscenas ni comentarios insultantes. En caso de que uno de nuestros lectores no se ajuste a estas normas, su dirección IP será bloqueado y no se le permitirá escribir de nuevo. Si atenta contra la moral de otras personas, este periódico se reserva el derecho de suministrar su correo electrónico y dirección IP a las autoridades o a quien resulte lesionado.