Declaran no urbanizable zona de La Ciénaga y Los Guandules

12 enero, 2018 0

Santo Domingo:
La Unidad para la Readecuación de la Barquita y Entorno (URBE) informó este viernes que varios estudios realizados arrojaron que el 67 por ciento de la zona donde se encuentran La Ciénaga y Los Guandules está en riesgo de inundación y peligrosidad sísmica, por lo que declararon ese territorio como no urbanizable y eliminaron la posibilidad de construir las viviendas que se habían anunciado como parte del proyecto Domingo Savio.

La información fue dada por el experto en geociencias y temas climáticos, Osiris de León, quien dijo que los estudios arrojaron que en unos 50 años, el 67% de esa zona se encuentra bajo riesgo.

En tanto, la coordinadora general de URBE, Patricia Cuevas manifestó que el proyecto Domingo Savio continúa con la visión de conectar la zona de estudio con el resto de la ciudad, hacer de ellos un ejemplo de orden, seguridad y buena convivencia comunitaria y que lo único que se elimina del proyecto es la construcción de las viviendas.

Asimismo, Osiris De León reiteró “ Por las razones antes dichas es necesario declarar como territorio no urbanizable la franja de los 270 mil metros cuadrados que ocupa el sector Domingo Savio a orillas del Río Ozama, zona que es ocupada por mil 400 familias.

Ante el comentario de que los residentes en la zona dijeron que solo saldrían si se les facilitaba una vivienda, Osiris expresó que tratarán cada caso de forma individual para que se les proporcione a cada familia una cantidad de dinero con la que puedan comprar una residencia.

Autor

Redacción
Redacción

Periodismo Objetivo. info@lascalientesdelsur.net

Sin Comentarios

    Sea el primero en Comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LASCALIENTESDELSUR.NET informa a sus lectores que este periódico digital publica los comentarios que hacen los mismos tal como son escritos, no los sometemos a censura previa ni corrección alguna, no permitimos palabras obscenas ni comentarios insultantes. En caso de que uno de nuestros lectores no se ajuste a estas normas, su dirección IP será bloqueado y no se le permitirá escribir de nuevo. Si atenta contra la moral de otras personas, este periódico se reserva el derecho de suministrar su correo electrónico y dirección IP a las autoridades o a quien resulte lesionado.