Regidor denuncia caso similar al de Los Tres Brazos en el ensanche Isabelita

10 agosto, 2018 0

SANTO DOMINGO.– El regidor Robert Arias denunció que en el ensanche Isabelita existe una situación similar a la que ocurrió en el barrio Los Tres Brazos, por lo que solicitó al presidente Danilo Medina intervenir para proteger a los habitantes de ese sector.

Arias agotó un turno en la sesión del Concejo del Ayuntamiento de Santo Domingo Este (ASDE), para informar de que los vecinos del ensanche Isabelita son sometidos a presiones por una empresa que actúa cómo la que compró el barrio de Los Tres Brazos.

El edil del Partido Revolucionario Moderno (PRM) narró que en el pasado siglo el entonces presidente Joaquín Balaguer declaró de utilidad pública los terrenos del sector.

Según su explicación, fueron los vecinos del lugar quienes hicieron crecer el barrio en el que habitan decenas de miles de personas.

Arias considera necesaria la intervención del presidente Medina para poner fin a la zozobra a la que, según sus explicaciones, son sometidos los vecinos del ensanche Isabelita por una empresa que dice ser la propietaria de los terrenos sobre los que el barrio fue levantado.

Obras para los Tres Ojos
De igual forma el concejal Arias demandó mayores obras para el sector Los Tres Ojos, el que según dijo merece mayor inversión por parte del Estado dominicano.

Arias pidió que sea construido un nuevo liceo, así como una verja perimetral para el estadio de béisbol y un puente peatonal en la Autopista Las Américas, para evitar que transeúntes pierdan la vida, sobre estudiantes que deben trasladarse a lugares adyacentes para recibir el pan de la enseñanza.

Autor

Redacción
Redacción

Periodismo Objetivo. info@lascalientesdelsur.net

Sin Comentarios

    Sea el primero en Comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LASCALIENTESDELSUR.NET informa a sus lectores que este periódico digital publica los comentarios que hacen los mismos tal como son escritos, no los sometemos a censura previa ni corrección alguna, no permitimos palabras obscenas ni comentarios insultantes. En caso de que uno de nuestros lectores no se ajuste a estas normas, su dirección IP será bloqueado y no se le permitirá escribir de nuevo. Si atenta contra la moral de otras personas, este periódico se reserva el derecho de suministrar su correo electrónico y dirección IP a las autoridades o a quien resulte lesionado.