Mire la nueva forma de robar en República Dominicana

19 Abril, 2017 3020 2

Un hombre busca a otro a quien supuestamente le prestó su vehículo el pasado miércoles en Nagua y no regresó. Tenía una semana de haberlo conocido.

Anderson Nathanael Espinosa, 31, explicó a elCaribe que conoció al hombre que hizo llamar Ángel Lacoste, el pasado sábado 8 del mes en curso en un centro de diversión de ese municipio y que le había dicho que no residía en el país. Se hospedaba en Aparta Hotel Central de Nagua.

Dijo que conoció a Lacoste por medio de un amigo de nombre Adonis, quien también lo había conocido dos días ante en ese mismo centro de diversión.

“Nos juntamos el pasado Sábado Santo en el mismo lugar, me dijo que le prestara la llave de mi carro y no volvió”, narró Sosa Ortega, quien dijo que se querelló ante la Fiscalía correspondiente.

El carro en cuestión es un Hyundai Sonata, 2008, gris ratón, placa A-614136, y en los papeles figura a nombre de su esposa, Sugel Altagracia Sosa Ortega.

Manifestó que acudió al hotel en busca de Lacoste, pero que allí le manifestaron que el joven había abandonado el lugar sin pagar el servicio.

“Luego él me llamó y me dijo que me entregaría en carro en el aeropuerto (no especificó en cual terminal) y salí hacia el Aeropuerto de Las Américas, pero no lo encontré”, indicó.

Luego recorrió otros aeropuertos como el de Santiago, Puerto Plata y Samaná.Para cualquier información que pueda ayudar a encontrar a Lacoste como al carro puede comunicarse al 829-397-8973.

Lamentablemente en este mundo no se puede ser buena gente ya, aunque usted quiera serlo, las malas actitudes de algunas personas hacen que nadie quiera ayudar a nadie ya.

Imagínese, ese hombre quiso hacer un bien y miren como le pagan ¿Va a hacer otro bien en la vida? No lo creo.

Autor

Redacción
Redacción

Periodismo Objetivo. info@lascalientesdelsur.net

2 Comentarios

  1. El que opina

    Eso le pasa a todo el que le gusta la dádiva, quién sabe cuantas botellas de whisky ese personaje confiazudo pago y el dueño bebió sin pagar ni una. Ese fue el pago su carro, por vividor le pasó.

    A el que gusta lo dao se compromete y aquí en San Juan la gente práctica mucho eso. ¡ OJO !

  2. El que opina

    Eso le pasa a todo el que le gusta la dádiva, quién sabe cuantas botellas de whisky ese personaje confianzudo pago y el dueño bebió sin pagar ni una. Ese fue el pago su carro, por vividor le pasó.

    A el que le gusta lo dao se compromete y aquí en San Juan la gente práctica mucho eso. ¡ OJO !