Niñas con Adultos, algo normal en RD

4 enero, 2017 5470 0

Por; Cándido Encarnación Frías
Psicólogo Social

Ver un adulto con una menor de edad se ha convertido en algo normal en nuestro país. La sociedad ha hecho la vista gorda mientras cientos de niñas y adolescentes son vulneradas en sus derechos diariamente. República Dominicana se está convirtiendo en una sucursal del Medio Oriente (situación que sí nos escandaliza), donde el matrimonio con niñas y adolescentes es algo cotidiano.

Para comprobarlo no se necesita un estudio con mucha rigurosidad. Salir por las calles de nuestro país es suficiente para ver un montón de hombres maduros con muchachitas en evidente relación de pareja, sin contar lo que sucede en nuestras hermosas playas y resort que acogen esta realidad a diario. Nuestro país se ha convertido en un paraíso para los viejos verdes sobre todo de aquellos que provienen del extranjero.

En la fotografía realizada en Boca Chica se puede ver cómo a plena luz del día, sin el asombro de nadie, estas muchachitas están siendo manejadas como mercancía, posiblemente con el consentimiento de algún familiar.

En un estudio realizado para Muchachos con Don Bosco en el año 2011 junto a Ana Karina Corvalán, encuestamos y entrevistados a 87 adolescentes embarazadas en riesgo social, encontrando que el 80% de sus cónyuges eran adultos entre 20 a 43 años de edad, siendo esto una situación burda y cruel. Estas niñas pasan de ser hijas de sus padres a ser hijas de sus parejas. No es de sorprender el elevado número de feminicidios, con estas diferencias de poder en las relaciones, cuando estas chicas deciden empezar una nueva vida, pocas veces se lo permiten.

Muchas veces la única forma de que estas chicas que se meten con adultos puedan salir del país o incluso visitar un resort es a través de sus jóvenes cuerpos con señores mayores. Esto es un peso para el Estado pero también para la sociedad que nos vende que a través de ciertos lujos se obtiene la felicidad, que con un celular de último modelo se es mejor persona es parte del cáncer de la sociedad y estas niñas solo pueden alcanzarlo por esta vía.

Estas circunstancias limitan claramente su desarrollo como mujer y maltrata su imagen de género, viviendo en relaciones desiguales toda su vida. Es necesario que nuestras leyes de protección al menor se hagan cumplir con toda rigurosidad, y superemos este año que inicia la imagen de mujer como un adorno o una mercancía que se adquiere.

Autor

Redacción
Redacción

Periodismo Objetivo. info@lascalientesdelsur.net

Sin Comentarios

    Sea el primero en Comentar